Seleccionar página

La palabra Feng Shui traduce ‘Tierra y Cielo’. Es un arte milenario descubierto por los antepasados chinos hace más de 4.000 años atrás, quienes a través de la observación encontraban en la naturaleza y sus ciclos aspectos importantes para el bienestar personal.

Su base principal es el CHI o energía de la naturaleza, esta energía puede encontrarse en todos los ambientes, lugares y elementos con los que tenemos contacto, así mismo estos pueden contener mayor o menor energía. Por ello, el arte del Feng Shui es tratar de contener ese CHI presente en nuestro ambiente de la mejor forma posible para atraer bienestar y -para el correcto manejo del CHI- destacamos elementos como el agua y el viento.

La posición de los elementos influye positivamente en el fluir de la energía. Por esto, ¿te has preguntado cómo puede influir en mi oficina de forma efectiva la posición de los objetos? Tu espacio de trabajo es un lugar importante, ya que es en donde se desarrollan tus ideas, donde tomas las decisiones importantes y trabajas por tu desarrollo profesional. Darte una mano a través de este arte puede ayudar a potenciar toda esa energía que necesitas para enfrentar los retos y hacer realidad tus sueños.

  1. Todo en orden: Tener en orden el espacio donde me desempeño profesionalmente ayuda a que mis ideas se sientan claras, a enfocar mis esfuerzos a lo que sí requiere energía, y a tener un aspecto positivo del entorno. Así que deshazte de todos esos papeles que no deberían estar allí.
  2. Ventanas: Busca que tu escritorio de hacia una ventana, y que esa ventana tenga la mejor vista posible, ayudará a que abras tus horizontes energéticamente. Si tu escritorio no cuenta con una ventana, pega una fotografía de un paisaje o exteriores que te inspiren. En ÍCONO podrás encontrar esa vista increíble para tu oficina ver más sobre el proyecto. (Link a la sección de ícono)
  3. Plantas: Tener una pequeña planta te conecta con la naturaleza y su increíble mundo. Busca plantas que sean adecuadas para el entorno en donde te vas a desempeñar y que oxigenen el espacio. Cerciórate de que la cantidad de luz sea la adecuada para mantenerla en perfectas condiciones.
  4. Color y agua: El color dorado ayudará a atraer riqueza, un objeto rojo atraerá la fama mientras que el amarillo impulsará tu carrera. El agua es un elemento esencial, así que poner una pequeña fuente o un vaso de agua fomenta el flujo de buenas ideas.
  5. Espejo y puerta: Es importante que tu escritorio no dé a la puerta y si estás de espaldas a la salida, pon un espejo pequeño para que sepas siempre quien viene hacia ti.

Todos estos consejos prácticos te ayudarán a optimizar tu productividad y a mantenerte enfocado e inspirado. Estos son aspectos primordiales para tu bienestar personal.